Sepultura

“Sepultura digital en la era del neo oscurantismo”. Y con neo oscurantismo no me refiero a la arremetida de charlatanes y anti-científicos que pululan y parecen tener más éxito que nunca. Este proyecto tiene que ver con una casi rebeldía, nostálgica de un Internet que prometía ser una biblioteca gigante, un archivo de todo.

La venida de las redes sociales y sus algoritmos que deciden por nosotros qué es lo que debemos ver en primera plana, nos encierra en una burbuja virtual y limita nuestro acceso a la información. Además, por diseño, el contenido generado dura solo horas, como mucho un par de días. No es casualidad que por lejos la peor funcionalidad de Facebook, por ejemplo, sea el buscador. Es virtualmente imposible encontrar una publicación que fue de nuestro interés hace apenas una semana.

Eso es el nuevo oscurantismo. La quema de libros ya no ocurre (en Chile desde hace vergonzosamente poco tiempo), pero los algoritmos de Inteligencia Artificial hacen algo muy parecido, de manera mucho más sutil. Es, en la práctica, un genocidio de la información, bajo una avalancha de datos que, fuera de todo interés general, simplemente reemplaza lo que debiera ser el contacto y las interacciones humanas normales.

Una de las misiones de este sitio será, por mi parte por lo menos, fomentar el acceso más eficiente a información, humor, o cualquier contacto digital globalizado (no estamos en contra de las redes sociales); de manera que no desperdiciemos nuestro tiempo, y quede suficiente para las relaciones.

Intentaremos darle sepultura a contenidos geniales, poesía de las redes sociales, “memes” en el sentido amplio. Queremos hacer el trabajo de los historiadores del futuro un poco más fácil. El sepulturero es el archivista de los cadáveres humanos. En la era del oscurantismo digital, queremos ser sepultureros digitales.